PUEDE RECIBIR INFORMACIÓN Y CITA EN SU CONSULTA:

Clínica Montpellier :
976 75 77 06

Información personalizada :
685 17 88 42

TESTIMONIOS

En esta página podrá encontrar algunos testimonios de pacientes operados por nosotros. Son historias reales de personas que no les importa contar su experiencia. Si usted desea contactar con alguna remita un correo electrónico a jjresa@comz.org poniendo la referencia del paciente y nosotros le daremos su número de teléfono, para que si lo desea, pueda hablar personalmente con ellas.

Entendemos, porque muchos pacientes así nos lo han hecho ver, que las personas obesas precisan información de otras ya operadas. Por esta razón hemos colgado esta sección en nuestra web. Aunque presentemos algunos testimonios, de ningún modo que remos abusar de este apartado.



Referencia MLC-Zaragoza.

Hace ya algunos años, yo era una persona con obesidad y con diabetes, eran dos cosas que me aterraban, la obesidad, por que me encontraba mal física y psíquicamente, me hizo caer en una terrible depresión, la cual me duró cuatro eternos años, con una baja en el trabajo, con dos juicios para darme la invalidez. La otra era la diabetes, una enfermedad de la cual me toco ir a unas charlas siendo yo bastante joven, ya que mi padre era diabético y yo "era su enfermera", para el lo que yo hiciera o dijera aquello era sagrado, se lo había dicho "su enfermera". Como digo asistí a unas "charlas - cursillos" sobre la diabetes, en donde yo conocí un poco esta enfermedad, que es muy traidora, ya que no da ningún síntoma, la persona esta bien, pero ella va minando por dentro, ataca a las partes mas débiles, en el caso de mi padre fue a la vista y se quedo ciego. Yo cada día le tenia que pinchar para ver que cantidad de azúcar tenia y poder ajustarle la dosis de insulina, aquello era un martirio para el y para mi. Para el, pobre, porque estaba acribillado a pinchazos en los dedos de las manos, ya no sabíamos donde pinchar porque le dolían las yemas de los dedos, de tres a seis pinchazos (día) a temporadas menos según la llevara, ya que tenia bastante y aunque era un hombre sano, no fumaba, hacia muchísimo deporte, comía sano, la maldita diabetes no se la podíamos hacer que se quedara estable, tenia muchos altibajos. Para mi era un calvario, ver como día a día una persona sana, fuerte, se tenia que pinchar y pinchar y aun encima se quedaba ciego. Al tiempo a mi también me empezó a subir los niveles de azúcar, hasta el punto que tuve que tomar pastillas y posteriormente ponerme insulina. Luego quede embarazada y eso fue horroroso, la diabetes la tenia descontroladísima, comiendo lo mismo unos días estaba "normal - 170" después de tomar el desayuno y otro día habiendo desayunado lo mismo, habiendo hecho exactamente lo mismo la tenia en 230. Durante el embarazo, tuve que ponerme 7 inyecciones diarias de insulina, con 143 unidades diarias, cuando llego la hora de tener a mi hijo, me hicieron cesárea programada por la cantidad de glucosa que tenia, para no correr ningún riesgo, prepararon maquinas para conectarme, para ver que el bebe estuviera bien (afortunadamente fue todo muy bien). Después todo siguió como antes del embarazo, con mis subidas y bajadas, pero yo estaba aterrada, esta enfermedad que tan de cerca había vivido con mi padre, ahora me tocaba a mi. Cuando me entere de que el Dr. Resa operaba en la Clínica Montpellier de Zaragoza, fui a allí, en un principio fui por la obesidad, pero el doctor no me veía lo suficientemente obesa como para operarme, pero cuando vio mi estado de diabetes y como estas dos enfermedades me afectaban a mi estado psicológico, decidió operarme, me fue genial, ya que me quitaron 40 kilos, con lo cual yo me veo muy bien, pero lo principal es que me quitaron la diabetes, han pasado casi 3 años de la operación y no he vuelto a tomar ni una sola pastilla, ni una unidad de insulina y mis niveles de glucemia son excelentes, mi medica de cabecera esta impresionada, siempre me dice lo mismo cuando voy cada 6 meses a hacerme los análisis, ¿no tienes azúcar! esta genial, yo estoy súper feliz. Se me ha curado mi depresión, así que me siento una mujer nueva, con alegría y ganas de vivir.




Referencia VMG-Zaragoza.

Holaaaa, voy a contar mi historia un poquito por encima:

Yo de pequeña siempre fui una niña fuertota, bueno, más bien a temporadas, pero bueno, la cuestión es que a raíz de mis dos embarazos me eché encima un montón de kilos, hace 7 años yo pesaba 62 kilillos (quién los tuviera ahora.................) y hace un par de semanas mi peso alcanzó 109 kilillos...después de estar con dietas y con el dichoso efecto yoyo...pierdo 6 y después gano 8....

La historia fue la siguiente, desde que un médico me aconsejara la operación, ya que a parte de sobrepeso tengo insuficiencia venosa y problemas del sueño pues me puse manos a la obra y a buscar, primero busqué todas las técnicas que hay, me leí artículos de casi todas, pros y contras de cada una y al final me decidí por el bypass biliopancreatico, lo primero por que podré llevar una vida normal sin tener que pasarme todo por la batidora y lo segundo por que científicamente está probado que la técnica del bypass son las que mejores resultados dan a largo plazo, hay otras técnicas que se puede sabotear y por consiguiente volverte a engordar.
Una vez decidí la técnica que más me gustaba me puse como una loca a mirar equipos médicos especializados en ello, y mirad por donde que el equipo mas especializado de España en ésta cirugía lo tengo al lado de mi casa, jeje
Ellos son el Dr.Joaquín Resa y el Dr. Fernando Martinez de la Clinica Montpellier de Zaragoza, el Dr.Resa fue el primero en el mundo en practicar esta cirugía por laparoscopia sin quitar el estómago. Mi intención no es dar publicidad a este par de maravillosos cirujanos, si no de compartir con vosotros mi vivencia con este tipo de operación y sus resultados.

Fui intervenida el pasado día 11 de junio del 2007 a las 5 de la tarde más o menos, la cirugía duró una hora y luego estuve dos horitas en la sala de despertar.
Las primeras 24 horas son las más molestas, pero muy llevaderas, al día siguiente ya te quitan la sonda vesical y puedes levantarte y todo, y un día después ya te dan algo de líquidos como agua y zumo, y la mañana ya me quitaron el gotero y el drenaje, y me dieron el alta, casi aún no me creo que estuviera yo en mi casita y escribiendo esto, tan pronto jejeje.

Pues bueno, exactamente 64 horas después de la cirugía me dieron el alta, mi familia casi ni se lo cree y una amiga mía que vino a verme menos aún, que por cierto ésta se animó y al mes siguiente la operaron a ella y a su hermana, ella pesaba algunos kilillos más que yo pero se va a quedar también como una sílfide, no se va a conocer ni a ella misma, lo mejor de todo es que mejorará nuestra salud, yo por ello lo he hecho, estoy cansada de no poder coger el coche, me duermo al volante, ya tuve un sustillo y no quiero volver a tenerlos más.....

Bueno, pues mi vuelta a casa fue super rápida, a las 10 y media de la mañana aquí estaba yo, jeje lo primero que hice fue acercarme a la farmacia ya que me mandaron vitaminas y un protector del estomago. Después de una semana a líquidos, el miércoles siguiente a mi cirugía, me quitaron las grapas de mis 5 pequeños agujeritos que me han hecho en la barriga y que me dijeron como debía seguir con la dieta y como poco a poco debo ir sumando alimentos, al mes es cuando se empiezan a tomar sólidos libremente.

Desde la operación empecé perder y no voy a parar hasta quedarme como estaba antes, ójala que sí, tengo ganas de volver a ir a comprar ropa como antes y no tener el dichoso problema de siempre que es la TALLA o el efecto michelín, bueno, pues no me enrollo más, solo dar las gracias desde aquí a este par de cirujanos ( Joaquín y Fernando) y al resto, incluido a los anestesistas, enfermeras y todo el personal del la clínica Montpellier por lo bien que se portaron conmigo y por que no faltó el buen humor en todo momento, es que estas cosas hay que afrontarlas con alegría y optimismo como debe ser .
Luego también dar las gracias a mi familia, amigas, compañeras por todo su apoyo y que bien que pude tener a mis dos churrumbeles en la habitación, jeje mis niños!!!!

Besicos...
Vane
vanesa2801@yahoo.es

Referencia FFO-Navarra.

Tomado de una “Carta de los Lectores” del Diario de Navarra (Sábado 21 de octubre de 2006).

Les explicaré mi caso: en septiembre de 2005 era un hombre de 35 años que pesaba 205 kilos y medía 182 cms. Por lo que mi índice de masa corporal (IMC) era de 61,89 kg/m2. Según loe entendidos en la materia, esto quiere decir que padecía de obesidad de tipo IV (extrema).
…….
Lamentablemente, mi vida distaba mucho de ser la que la sociedad tiene marcada para las personas “gorditas” (carácter afable, bonachones, etc…) Mi vida sencillamente era insoportable, no podía andar, no podía dormir, no salía de casa, no tenía ilusión por vivir, esto es desesperante. Cierto es que algunos pensarán “pues no haber comido tanto”, ¡Valientes ignorantes!
Gracias a Dios, el mes de enero de 2006, la medicina privada y mi familia pusieron el remedio para solucionar mi problema. En todos los días de mi vida no podré terminar de agradecer al Dr. Resa Bienzobas y a su equipo, a mis padres y a mi esposa el haber puesto fin al calvario que padecía.
………..

Referencia RBM-Zaragoza.

Soy una paciente del Dr. Resa operada de reducción de estómago con un bypass biliopancreático. Me dirijo a aquellas personas con problemas de obesidad.
Me llamo RBM, soy cocinera, tengo 45 años y mi peso era de 126 kgs y mido 1,66 m. Mi vida se limitaba a trabajar con mucho esfuerzo y estar en la cama. Tengo 2 hijos de 13 y 10 años a los que no podía cuidar en condiciones ni prestarles la atención que yo hubiese querido. Pos suerte contaba con el apoyo de mi marido. El era el que se encargaba de todo en casa.
Por el aspecto físico nunca me he sentido rechazada; pero si sabía la impresión que damos a la sociedad de abandono y falta de higiene y baja autoestima, aunque no es así ya que precisamente en esta situación es cuando más intentas cuidarte.
Hice dietas desde los 13 años sin resultados positivos.
Siempre pensaba en la operación como la única solución; pero los niños eran pequeños y decidí esperar a que fuesen más mayores e independientes.
El día 2 de febrero de 2006 entré en quirófano. A los 3 días estaba en casa y al mes de operada ya había perdido unos 23 kgs. La recuperación fue perfecta. En menos de un mes estaba en condiciones de volver a trabajar completamente recuperada. Hoy peso entre 70 y 73 kgs y me encuentro perfectamente.
Mi vida ha cambiado totalmente. Tengo ganas de trabajar, cuando llego a casa no me cuesta esfuerzo seguir trabajando, atiendo a mis hijos como hacía tiempo que no lo hacía, siento que puedo ser la madre y esposa que siempre he querido ser.
Doy las gracias al dostor Resa y su equipo por el magnífico trabajo que realizó. Nunca podré agradecerlo lo suficiente.

 
Web Realizada por 3lemon
Copyright © 2009 - Todos los derechos reservados